Inicio Noticias Reseñas Cartagena y Sánchez comparten el triunfo

Cartagena y Sánchez comparten el triunfo

 El rejoneador Andy Cartagena y el matador de toros Juan Pablo Sánchez se convirtieron en los triunfadores de la Quinta Corrida de la Temporada Grande 2017-2018 en la Plaza México. En esta corrida se vivieron momentos importantes por parte del rejoneador Andy Cartagena, de Juan Pablo Sánchez, así como del matador de toros Fermín Rivera, quien se fue de vacío por las fallas con la espada.

El festejo abrió con la actuación del rejoneador Andy Cartagena que montó a “Cuco”, para saludar al toro de nombre “Turronero”, de la ganadería de José María Arturo Huerta, que pesó 521 kilos, con el que se rodó con torería; verdad y variedad imprimió en las banderillas, yendo siempre de frente, logrando la espectacularidad con las batidas y piruetas. En los lomos de “Jinocente”, un tordillo rodado, se recreó en la parte final con las banderillas cortas. Errático con el rejón de muerte, fue aplaudido.

“Garrochista”, de 516 kilos, de la ganadería de Torreón de Cañas, fue el segundo del festejo al que Fermín Rivera toreó con cadencia, fundiéndose tras la Suerte de Varas, con un quite por chicuelinas, elegante, vertical, con esa fina estampa de torero antiguo. Brindis del diestro potosino a la afición presente en los tendidos de la Plaza México para posteriormente caminar en la cercanía de las tablas y plasmar muletazos por alto, cambió de terreno, y fue por la senda derechista por donde apostó y venció, plagando de muletazos de buena manufactura. Falló en la suerte suprema y escuchó palmas; el toro fue aplaudido en el arrastre.

Con “Albardero”, de 512 kilos, Juan Pablo Sánchez aquilató un buen saludo con el capote, y con la muleta, aunque tuvo pocas opciones, plantó cara con firmeza y determinación, y así, con muletazos de uno en uno, con gran verdad y valor, dejó instantes que fueron reconocidos por el respetable. Mató de gran estocada para cortar así una oreja de peso.

El cuarto del festejo fue “Cinco Jotas”, de 513 kilos, de la ganadería de José María Arturo Huerta, el segundo del lote del rejoneador Andy Cartagena que dejó una actuación importante en la que destacó su verdad, variedad y poder. Temple al torear de costado y gran lucimiento en la colocación de las banderillas, hicieron que la actuación del rejoneador español tuviera mucho eco
en los tendidos. Los momentos en que hizo vibrar a la afición llegaron con “Humano”, destacando con las elevadas. Cerró su buena actuación de la mano de “Brujita”, colocando banderillas cortas; tras la petición cortó una oreja de peso.

Con “León de Orduña”, de 528 kilos, Fermín Rivera dejó una faena de valía, de muletazos llenos de firmeza pese a la poca colaboración que tuvo con el toro de Torreón de Cañas. Pesado con la espada, Rivera escuchó los tres avisos.

Una actuación llena de valor y pundonor dejó Juan Pablo Sánchez con el cierra plaza de nombre “Amparador”, de 594 kilos y con el que destacó con el saludo capotero, y en su trasteo muleteril, pasajes con muletazos de poder. Escuchó palmas tras su actuación.

Compra tus boletos