Inicio Noticias Reseñas Roca Rey se lleva el triunfo en la Corrida Guadalupana

Roca Rey se lleva el triunfo en la Corrida Guadalupana

Dos orejas tras una gran faena a un toro de Jaral de Peñas

El diestro peruano Andrés Roca Rey cortó dos orejas en la Corrida Guadalupana y por ello se convirtió en el triunfador para salir a hombros, en una tarde con un matiz especial donde la afición nuevamente pobló de gran manera los tendidos de La México, que con fe y devoción, antes del paseíllo escucharon el Ave María, en esta corrida significativa para los mexicanos. Una gran faena de Roca Rey hizo vibrar miles de almas ante un toro importante de la ganadería de Jaral de Peñas. Morante de la Puebla tuvo pocas opciones, lo mismo que Sergio Flores, siendo Joselito Adame quien también cuajó una faena llena de raza y poder al primero de su lote del hierro de Santa Bárbara.

Lances a pies juntos de Joselito Adame con el capote, y en la cercanía de tablas inició su labor muleteril ante el toro “Escapulario”, de la ganadería de Santa Bárbara. Adame que llegó con una cornada sufrida el pasado viernes en el campo bravo y aún así, dio una muestra de entereza y verdad, toreando con abandono, en las cercanías, como se sale cada tarde, a darlo todo, además, el toro de la dehesa zacatecana le permitió esos muletazos largos y aunque la estocada fue en buena colocación el toro tardó en doblar y por ello saludó en el tercio, mientras que el toro fue aplaudido en el arrastre. Sin opciones estuvo Joselito Adame con su segundo del hierro de Barralva, ello pese al esfuerzo que realizó, retirándose en silencio.

El matador de toros Sergio Flores tuvo una tarde cuesta arriba. Ante el tercero de la función, primero de su lote correspondiente, de la dehesa de Los Encinos, saludó a la verónica para después de picado el ejemplar, tomar la muleta y comenzar su trasteo de las tablas a los tercios, por la mano diestra logró muletazos de buen trazo en las primeras tandas de la faena, lo intentó por el izquierdo pero poco quiso el ejemplar, poco fondo tuvo el toro y aunque Flores porfió, poco pudo realizar ante las condiciones del de Los Encinos. Con su segundo, séptimo de la lidia, le correspondió un toro Campo Hermoso, ejemplar que desde salida se defendía, espiaba y pegaba arreones, poco pudo hacer estando Sergio muy en torero y poniendo todo de su parte ante las nulas embestidas del burel, teniendo que cortar por lo sano ante las gallafonazos del de Campo Hermoso.

El peruano Andrés Roca Rey con su primero dejó buenos lances con el capote, destacando el toreo por chicuelinas, por alto comenzó su labor muleteril para después ligar series de buena manufactura por pitón derecho pero sin llegar a romper con “Agua Clara”, de Villa Carmela por lo que terminó por dividir las opiniones. Lo mejor llegó con su segundo y que a la postre fue el toro que cerró plaza, quietud temeraria del peruano con “Diácono”, de Jaral de Peñas al que con el capote hizo vibrar con ajustadas gaoneras y así con esa misma fuerza llegó al comienzo de su trasteo muleteril que comenzó de rodillas para ligar un cambiado por la espalda. La faena fue creciendo con muletazos de poder, con hondura y buen trazo, pasando por buenas series por el derecho hasta llegar a esas bernardinas que han puesto a la afición de pie, mató de gran estocada para cortar las dos orejas.

Compra tus boletos