Inicio Noticias Reseñas Sergio Flores destaca en la Cuarta Corrida

Sergio Flores destaca en la Cuarta Corrida

El tlaxcalteca corta la única oreja del festejo en la Plaza México

El matador de toros tlaxcalteca Sergio Flores se convirtió en el triunfador de la Cuarta Corrida de la Temporada Grande 2017-2018 de la Plaza México, y lo hizo al cortar la única oreja de una tarde en la que Sebastián Castella destacó con la lidia de su segundo, por lo que saludó en el tercio, mientras que Ginés Marín fue silenciado en su lote, y Luis David Adame, aplaudido con el cuarto del festejo en el que se lidiaron toros de la ganadería de Xajay.

La faena de oreja de Sergio Flores fue con el quinto de la tarde, “Que bonito”, de 495 kilos, del hierro de Xajay, con el que recibió con lances a la verónica para después recrearse con parsimonia por chicuelinas. La actitud del tlaxcalteca se marcó desde el inicio de faena, toreando por bajo. Un toro con clase y bravura tuvo Flores que cuajó series de buena manufactura, sobre todo por el pitón derecho. Toreando con oficio, técnica, y verdad, y consiguiendo llevar templado al astado. Flores logró además conectar con el respetable con su toreo, cerrando con ajustadas manoletinas su firme actuación que coronó con la espada, por lo que la petición fue mayoritaria, cortando así una oreja.

“Gorrito”, de 498 kilos, fue el toro que abrió plaza, mismo que tocó en suerte a Sebastián Castella que se abrió de capa para torear con cadencia por verónicas. Pases por alto a pies juntos fueron el prólogo de la faena de Castella que después comenzó a probar por el pitón derecho, lado por el que el toro tenía movilidad y transmisión. Serie templada en la que pudo llevar la muleta abajo, marcándole el camino y llevándolo de largo, y suave, con el toreo que atesora. Frente a la Puerta de Toriles robó muletazos de mucha valía. Pinchazo y estocada, para ser aplaudido.

El diestro Ginés Marín tuvo pocas opciones con el lote que le correspondió, actitud voluntariosa por el parte del español que se fue de vacío, siendo además silenciado en su lote.

Luis David Adame firmó buenos momentos con el cuarto del festejo de nombre “Escarcha”, que pesó 507 kilos. El torero de Aguascalientes firmó un buen saludo con el capote, destacando con un quite por chicuelinas. Inició su faena con dos cambiados por la espalda, para después hilvanar los muletazos por pitón derecho, con la profundidad que permitía el burel. Luis David continuó con mando por este pitón, dominando la escena, ligando series de cinco muletazos, rompiéndose y acompañando con la cintura. Por naturales el mando también se acompañó con la tersura en el engaño. Palmas tras su actuación.

Compra tus boletos